«Girls», tan sumamente mala como sexualmente obscena

Ayer me puse los dos primeros capítulos de  «Girls» y me espantaron. ¿Por qué? He aquí mis razones:

1. Todo fan de «Sexo en Nueva York» que ose ver esta serie estará, irremediablemente, los 25 minutos buscando las similitudes y diferencias con la verdadera serie de culto neoyorkina. Y se reirá de quienes intentan imitarla.

2. El primer capítulo, nominado a los Emmy como mejor guión y escrito por la propia actriz protagonista, Lena Dunham, no engancha ni al más aburrido de los mortales. Indigna mucho que series cómicas de verdad como «New Girl» no estén nominadas a mejor comedia y este medio drama sí lo esté.

3. Su personaje principal, Hanna (Lena Dunham) representa la fealdad de una generación que no quisiera mirarse en el espejo que nos intenta hacer ver: sin éxito en lo laboral ni lo familiar y con unos modales que distan mucho de lo que nos tiene acostumbrados la pequeña pantalla y las series basadas en el estilo de vida «yankee».

4. En su intento por mostrar lo que nos pasa a los jóvenes del siglo XXI se pasan. Todas las escenas de sexo que puedas imaginar no son comparables con el principio del segundo capítulo. El «rollete» de la protagonista es una especie de chico sin escrúpulos que se tira a todo lo que se menea, que evita a toda costa el uso de los preservativos y que despacha a su compañera de cama con un seco «hasta luego» no es un ejemplo para la sociedad. Que yo no digo que eso sea lo que ocurre normalmente al 99,9% de las parejas de una noche, pero es tan real que da asco. En una conversación entre ellos, una vez terminado el polvo, Hanna dice: «¿Me he dejado algo en tu habitación?» y se hace un silencio. Y durante ese silencio a mi se me ocurrió la palabra «dignidad». Porque una cosa es que los jóvenes liguen una noche, echen el kiki y se vayan por donde vinieron, y otra muy diferente es dar ejemplo con ese tipo de escenas que parecen sacadas de un vídeo porno amateur.

5.  Está considerada una comedia y a mi solo me salieron muecas de incredulidad.

6. Un punto a su favor: las conversaciones que tienen las protagonistas son muy reales. Yo me imaginaba con mis amigas sentadas en un banco, comiendo pipas y destripando al universo masculino, ese que nunca sale bien parado.

7.  «Creo que puedo ser la voz de mi generación». Y se queda tan pancha. Su egolatría desmedida a mi me crea cierta repugnancia.

8. Hablando de repugnante: su aspecto. Puedo entender, hasta cierto punto, que la serie intente dejar atrás los parecidos con las 4 magníficas de Manhattan, veáse, Carrie, Samanta, Charlotte y Miranda. Pero su intento de mostrar un personaje totalmente antagónico a Carrie Bradshaw llega a un límite grosero. Vale que la inmensa mayoría de las mortales no tenemos cuerpos perfectos, que nos sobra un poco de allí y otro poco de aquí, pero Dunham, desnuda… En fin. Juzgar vosotros mismos.

9. Quizá debería darle una oportunidad y mirar su sexo sin tapujos como un punto a su favor. A diferencia de la estética suave que suele tener el sexo en las series, «Girls» ha apostado por secuencias en las que es algo natural, torpe, con interrupciones y más encaminado a la vida real. Pero, ¿era realmente necesario ver cómo se le corren en los pechos? ¿En serio?

10. El estilo fashion y preppy de la mala copia de Charlotte es vomitivo.

Bonus track: En la crisis que estamos viviendo, una serie que retrata tan fielmente las penurias que pasan estas cuatro veinteañeras no parece que sea la época propicia para emitirla. Sin embargo, y otro punto a su favor, las artimañas y destrezas que se inventan para sobrellevarla bien merecen otra oportunidad para verla.

Yo solo aviso: el segundo capítulo no lo terminé del asco que me estaba dando. Ahí lo dejo.

Anuncios

2 pensamientos en “«Girls», tan sumamente mala como sexualmente obscena

  1. Pingback: Final primera temporada de Girls | Noches en serie

  2. Pingback: Girls, el polvo de despedida | Sexo y Series

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s