¿Dónde duerme Penny?

Que todas las viviendas de nuestras series favoritas son decorados lo sabe hasta un niño pequeño. Todo el mundo tiene en su cabeza la distribución de espacios en el apartamento de Mónica y Rachel, de Chandler y Joey o del discreto estudio de Carrie Bradshaw. Aunque hayan pasado años desde la última vez que vimos un capítulo de «Sexo en Nueva York», «The Big Band Theory» o «Friends», somos capaces de repetirlos en nuestra mente sin miedo a equivocarnos. Otra cosa es ponerse manos a la obra y reflejarlos en un papel. Navegando por la red me encontré con este perfil en Pinterest. Su autor, Iñaki Aliste, ha elaborado multitud de planos que representan las viviendas de las «sitcoms» preferidas por la audiencia.

Suena el despertador y amanecemos en un piso de dos habitaciones, un baño, una sospechosa puerta cerrada que no sabemos lo que alberga, cocina americana, salón y terraza muy cuqui para observar al vecino gordo. ¿Quién vivía en Greenwhich Village, en la esquina de Bedford con Grove? No pueden ser otros que Mónica, Chandler, Rachel y Joey. Durante 10 temporadas, esos apartamentos han sido el epicentro de un guión exquisito en el que las relaciones personales entre unos y otros llenaban la pantalla del televisor. La cama de Rachel, testigo de sus primeras relaciones con Ross, de sus aventuras con Joey y de sus confidencias con Mónica. Igual ocurre con el de los chicos. Son innumerables las veces que una chica nueva dormía en la habitación de Joey, o las veces que Chandler escondía a Mónica antes de que todos supieran de su noviazgo. ¡Ay, qué recuerdos!


Y Carrie Bradshaw, ¿dónde se llevaba a sus hombres? Su apartamento del West Village es uno de los edificios más visitados de Nueva York, pese a las quejas de los vecinos que se aseguraron de poner una señal de aviso para evitar que los más curiosos se fotografiaran en sus escaleras. El exterior del edificio y el del vecino en Perry Street sólo aparecieron en las tres primeras temporadas de la serie por las quejas de los vecinos, cansados de que el ya famoso autobús de «Sexo en Nueva York», hiciera parada frente a la fachada del edificio. De hecho, en el final de temporada de «The Newsroom» se puede ver uno de esos buses en acción. Total, ¿qué chica no ha soñado asomarse a la ventana del apartamento y ver a Mr. Big en su flamante limusina? Como eso no lo vamos a hacer realidad, podemos recrearnos viendo el plano del pisito neoyorkino de Carrie, que es pequeño, pero oye, hoy en día, nos apañaba a más de uno, aunque fuera en Carabanchel. Eso sí, asegúrate de ser algo más que columnista de un diario, que no creo que esta mujer pudiera pagar ese pisito con los sueldos que ahora mismo hay en España. Pero ese es otro cantar.

Así que con el que me quedaría, sin duda alguna, es con el de Penny, en «The Big Band Theory». Porque no es pretencioso, es un desastre, no lo puede pagar y está bastante en consonancia con la profesión de la rubia novia de Leonard. Y como ahora no podemos aspirar al pisazo de Mónica, heredado de su abuela; a la habitación de Joey que casi nunca puede pagar o al pedazo de probador de Carrie (que sí, que mola mogollón), mejor despertamos de nuestro sueño, que ni estamos en Nueva York ni los pisos de 30 metros cuadrados en España son tan cool. Moraleja: mejor alquiler que comprar.

P.

Anuncios

5 pensamientos en “¿Dónde duerme Penny?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s